Nutrición

Nutrición Nutrición

Los planes alimentarios se realizan en forma personalizada de acuerdo a la etapa biológica (niños, jóvenes, adultos, embarazo, lactancia), por edad, actividad física.

Al paciente además de la anamnesis alimentaria se le realiza valoración nutricional con determinación de masa grasa, masa muscular, el GMB (gasto metabólico basal) lo que nos permite, un cálculo calórico diario más minucioso.

En enfermedades flebología son numerosos los factores nutricionales que favorecen el desarrollo del linfedema, la celulitis y el edema por lo que se hace necesario una minuciosa selección de alimentos en la alimentación diaria para disminuir estos síntomas.

Un gran número de enfermedades requieren de planes alimentarios adecuados ejemplo de ello son las patologías cardiovasculares y la hipertensión arterial en los que hay factores de riesgo que influyen en su evolución y que depende de la alimentación.

Enfermedades del aparato digestivo, en las cuales el plan alimentario juega un rol fundamental en el tratamiento y recuperación del paciente; al igual que en las patologías metabólicas como diabetes, obesidad, enfermedades hepáticas, pancreáticas o renales ya sea por deterioro de la función del riñón o por cálculos, problemas glandulares entre los más comunes de tiroides.

Hay otro gran número de enfermedades que requieren del apoyo nutricional como pilar en el tratamiento médico en ellas se encuentran las patologías neurológicas, enfermedades de la piel, reumáticas, enfermedades por déficit de algún nutriente (osteoporosis, anemia).